dondecomer.info

dondecomer.info

Opinión

Este es un restaurante de comida fina, precio bastante alto, pero se puede pagar para ocasiones especiales.



La comida exquisita y para ser de este tipo de cocina yo quedé muy, muy bien. Para que os hagais una idea de la comida, al llegar te ponen un aperitivo, lo que toque cada día, a mi me pusieron huevo con chorizo, jamón y patatas, pero era como un puré, muy rico. De entradas pedimos un surtido de ibéricos que ya nos soprendió por la cantidad, bastante abundante y de segundo yo pedí carrilleras y mi mujer lubina, todo exquisito. Los postres son también excelentes, no hay mucha variedad, pero todo delicioso, pedimos "Nuestro bocadito de nocilla" y natillas de castañas tostadas.

Como detalles te ponen una copa de champagne para acompañar el postre, no te cobran el café ni el aperitivo, ni la copa anterior (bueno, si te la cobran pero en la factura ponen que no, ya me entendeis).

El precio a nosotros todo lo anterior con un vino blanco "Gran Feudo Chardonnay" nos salió por 45 euros por cabeza. Para otra ocasión especial seguro que volvemos.


Valoración usuarios

Opiniones

  1. Opinión realizada por ASTURIANO

    Como ha cambiado la cosa. Hasta ahora era uno de los restaurantes escogidos para celebrar ocasiones especiales, desde el pasado día 4 ha dejado de serlo. Fui a celebrar mi aniversario de boda junto a mi mujer y mi hija de 4 años. Lo primero que nos llamó la atención al abrir la carta es que han subido los precios considerablemente, pero bueno íbamos sabiendo que el precio iba a ser caro y no importa si el lugar lo merece. Lo peor es lo que ha empeorado el servicio, tiene 2 camareros que no tienen mucha idea cuando antes tenía una metre que te explicaba cada plato y te daba todas las facilicades del mundo. Como anécdota la mesa de al lado preguntó por la diferencia entre 2 vinos que había en la carta, la respuesta "los dos están igual de buenos". Otra cosa que nunca nos había pasado en restaurantes de este tipo es la falta de flexibilidad, pedimos algo para la niña, nos ofrecieron hacerle un solomillo a la plancha a lo que aceptamos, lo que nos sorprenció fue ver llegar el plato con una cantidad enorme que al final nos cobraron al módico precio de 30 euros, algo parecido con el postre, preguntamos por una bola de helado para la niña, nos dijeron que una bola sola no, debía ser un surtido de helados que nos cobraron a 7 euros. La mayoría de platos ahora según indicaban eran típicos peruanos y no me llamaron mucho la atención. Al final por comer los 3 un entrante y 3 platos, sin vino fueron 130 euros y es la primera vez que salgo de un restaurante de supuesto nivel sin haber quedado satisfecho. Recomendaría 1000000 de veces antes La Solana o La Tabla para una ocasión especial, entre otros de los restaurantes que más me gustan de Asturias.

  2. Opinión realizada por ZampaBollos

    PARA SITUARLO TIENE UNA ESTRELLA MICHELIN ES LA SEGUNDA VEZ QUE COMIAMOS Y LA VERDAD PARA MI A PERDIDO ALGO FOIE ESCABECHADO 18.50€ RODABALLO ASADO 24.50€ COCHINILLO 23.50 SURTIDO DE PANES 8€ CAMPILLO RESERVA 27.50 CARTA CORTA VARIOS PLATOS AGOTADOS ERA UN DOMINGO SOBRE LAS 14,30 EL COCHINILLO PARA MI GUSTO SECO EL RODABALLO BIEN EN SU PUNTO DECORACION Y AMBIENTE, SI LOGRADO PERO LE FALTA UN ALGO PARA ESTAR A LA ALTURA DE OTROS MICHELIN EN UN CORTO PERIODO DE TIEMPO CENAMOS EN LA ALEZNA (CACES) TAMBIEN DE LOS MICHELIN Y PAGAS PERO SE NOTA AQUI UN POCO CORTO

  3. Opinión realizada por dhiana

    Si teneis mucha hambre, no se puede ir. A no ser que tengas un amplio fondo de billetera. Esta rico pero los hay que le dan mil y una vueltas. Fama y siéntate.

  4. Opinión realizada por ASTURIANO

    Hace 15 días que he vuelto a visitar Koldo. Es mi restaurante favorito, aunque el precio no permite que se visite con la asiduidad que me gustaría. En esta ocasión fuimos 4 personas y salimos a 45 Euros por cabeza. Pedimos de entrante un surtido de ibéricos (impresionante, la calidad y cantidad), de platos no recuerdo muy bien, pero uno era bacalao, otro lubina, cochinillo y secreto ibérico, lógicamente con toda la elaboración que se espera y todo perfecto. Para beber una botella de albariño y agua. Sobre todo destaca la atención y los detalles como los aperitivos y el surtido degustación de postres que acompañan la comida.

  5. Opinión realizada por Elvira

    Ayer estuve cenando con mi familia en este restaurante. Mi opinión con respecto al mismo es inmejorable, tanto la comida como el servicio fueron exquisitos. Nada más sentarnos (el comedor está muy bonito) nos trajeron como aperitivo unas tiras de pasta crujiente con tres salsas diferentes, unas tostaditas con tomate y aceite de oliva y unos vasos con un salmorejo estupendo. Pedimos para compartir Foie-grass macerado acompañado de tirillas de zanahoria, jamón ibérico y gelatina de oporto que estaba impresionante, además las tostas de pan para acompañar estaban calentitas. También compartimos un arroz cremoso con hongos y cigala, a parte del plato montado para cada persona, nos dejaron más en el centro por si queríamos repetir, lo cual era imposible porque aún faltaba el plato principal y ya casi estábamos llenas. Pedimos secreto ibérico, merluza asada y paletilla de cabrito. Yo, que probé todos los platos, me quedo con la paletilla de cabrito (aunque pedí la merluza que estaba fresquísima y en su punto). En cuanto a los postres, pedimos un browny de nueces y chocolate con helado de cayena que estaba muy bueno; pero el tratado de maíz y chocolate fue el mejor, consiste en un flan de maíz no muy dulce con una textura muy, muy suave acompañado de chocolate y helado de cardamomo y todo ello regado con té rojo; aunque la combinación parezca difícil está buenísimo y es una buena alternativa para el que no le apetece un postre muy dulce. Por último, con el café nos sirvieron unas galletitas de pistacho, y en unos vasitos chocolate blanco y crema de arroz con leche; pero, la verdad, a esas alturas de la cena ya estábamos llenísimas. En cuanto al servicio, sólo decir que la chica que nos atendió fue absolutamente diligente, sin agobiar pero siempre pendiente de que no faltase nada en la mesa. Perfecto. Recomiendo a todo el mundo que quiera pasar un rato agradable y que le guste disfrutar de la buena comida que se pase por este restaurante. Nosotras repetiremos, por supuesto.

  6. Opinión realizada por Patricia Martínez

    Si queréis acercaros a una cocina de mercado adaptada a un diseño vanguardista, solo tenéis que ir a Koldo Miranda, cocina de autor, por excelencia. A continuación os relataré la experiencia que vivimos mi pareja y yo. Era una noche romántica como muchas pero aquella ocasión era especial. Mi pareja me dio una sorpresa, os preguntareis cuál era aquella, pues sí, después de conducir unos cuantos kilómetros aunque no muchos nos encontramos frente a una antigua quintana asturiana: era una casita de piedra enclavada en un entorno rural aunque a la vez vanguardista. Una vez en el restaurante de Koldo Miranda degustamos la cena. Tengo que decir que nos quedamos muy satisfechos con aquella combinación de sabores, que, aunque vanguardista, nos recordaba a la más tradicional gastronomía de nuestras abuelas en cuanto a aromas y sabores. Digo esto porque antes de los entrantes nos deleitaron con un aperitivo que se podía traducir en huevos, patatas y chorizo .Así mismo suena muy tópico pero no era el típico plato de aldea, no, simplemente era arte, arte traducido en un pequeño bol en el que se podía comer una mus que se te deshacía en la boca, en fin, delicioso. Además nos obsequiaron con una copa de cava aprovechando tal momento especial. Después vino el entrante, nos atrevimos a empezar con una sabrosa ensalada de bacalao con langostinos, donde se podía observar una autentica primavera con todo su colorido en cuanto a materias primas se refiere (pimientos variados y riquísimos, bacalao y langostinos).No se podría hablar de este entrante si no es regado de un rico caldo, en este caso nos decantamos por un ribera del Duero. Para aprovechar tan rico caldo nos decidimos a pedir a continuación dos solomillos de roxa astur, mi pareja se decantó por el solomillo con una salsa de queso que he de decir que era sabrosísima, yo por el contrario, me quede con el solomillo al estilo tradicional que tampoco estaba nada mal. Venían acompañados de patatas pero no eran patatas en su simple naturaleza, no, eran capas de patata al estilo Koldo Miranda, unas chips traducidas en finas láminas de patata con aceite de primera calidad. La decoración de los platos es de un arte exquisito, todo detalle hecho realidad en una velada como aquella. ¿Qué sería una cena sin un buen postre? Pues sí, aprovechando toda la esencia de sabores dulces aunque sin llegar al sabor meloso y dulzón nos quedamos con un bocadito de nocilla al estilo Koldo, pues si, un autentico bocadito di cardinale. Respecto al servicio he de decir que ha sido muy correcto, estaban pendientes de lo que necesitabamos aunque sin llegar al agobio, realmente, muy bien. No hay nada que pueda criticar al respecto, me ha sido todo muy satisfactorio. Si algo podría mencionar sin llegar a ser mal criticado sería el precio, pero tenemos que ser conscientes que una cocina de autor y con materias primas de primera calidad ha de ser correspondida justamente y en este caso el precio aunque elevado tiene justicia. Esta es nuestra experiencia de un día realmente especial, nunca debería faltar ni el ambiente, ni el lugar, ni las materias primas, ni por supuesto la compañía autentica en un momento así.

Dejar comentario

Usuario
Por favor, sea respetuoso en sus opiniones. Cuide la ortografía. Intenta hacer de tu comentario algo útil para el resto de usuarios. Todos nos veremos beneficiados. Gracias por tus aportaciones!
Opinión
NOTA : dondecomer.info no se hace responsable de las opiniones aquí vertidas. Si alguno de los comentarios publicados te parece ofensivo, no dudes en contactar con nosotros.